Leer más:Tarjetas de prepago, una alternativa para limitar gastos

Tarjetas de prepago, una alternativa para limitar gastos

Por – 

Las tarjetas de crédito son útiles medios de pago portátiles, por lo que no siempre podemos prescindir de ellas. Sin embargo, también corremos el riesgo de darles un mal uso. ¿Entonces qué hacemos? Hay una solución para cubrir ambas: las tarjetas de prepago


Conoce las ventajas de usar una tarjeta de prepago, gasta solo lo que puedes y quieres.

Las tarjetas de crédito son útiles medios de pago portátiles, por lo que no siempre podemos prescindir de ellas. Sin embargo, también corremos el riesgo de darles un mal uso. ¿Entonces qué hacemos? Hay una solución para cubrir ambas: las tarjetas de prepago.

La tarjeta prepagada es un plástico especial, cuyo saldo asciende a la cantidad que hayamos depositado previamente. La mayoría no tienen un precio en específico de mantenimiento. Son impersonales, pues no necesitas demostrar que es tuya para disponer de sus cualidades, así que es una opción perfecta para hacer regalos. Tú decides cuánto necesitas y cargas a la tarjeta prepago. Además, no necesariamente están relacionadas con ninguna cuenta bancaria, por lo que tu información estará totalmente protegida y no necesitarás hacer los trámites de rigor para obtener una tarjeta convencional.

¿Por qué es la solución para cubrir portabilidad y límite? Solo puedes gastar el monto ingresado en ella y tiene el funcionamiento normal de la tarjeta de crédito o débito convencional.

Ventajas de las Tarjetas de Prepago

  1. Tienes un control más efectivo del dinero. No caes en la tentación de pagar de más gracias a una línea de crédito holgada, pues ésta se limita a lo que previamente has cargado en la tarjeta.
  2. En caso de robo o extravío, las pérdidas se limitan, a lo sumo, en el valor del dinero dentro de la tarjeta. Si la tarjeta es bancarizada, sólo basta reportarla a la institución correspondiente y así evitar que el siniestrador haga mal uso de ella.
  3. Puedes hacer pagos en internet con la tarjeta de prepago. Igual que con una tarjeta de crédito, pero sin necesidad de tanto trámite y, si es el caso, sin necesidad de arriesgar datos personales o el acceso a tu plástico principal.
  4. Si tienes un negocio, puedes realizar pagos a empleados temporales o freelance mediante una de estas tarjetas.
  5. Son ideales para regalos, por si te quieres ahorrar la molestia de pensar en el obsequio adecuado y arriesgarte a que no le guste al destinatario.
  6. Como son impersonales, son perfectas para iniciar a tus hijos en el manejo de las finanzas personales.

Si caes en la tentación con frecuencia, no dudes en considerarlas como alternativa. Tu bolsillo lo agradecerá.

 




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval