Leer más:Sí hay una respuesta correcta a las preguntas de una entrevista de trabajo

Sí hay una respuesta correcta a las preguntas de una entrevista de trabajo

Por – 

Aprende cómo contestar las preguntas típicas de una entrevista de trabajo y gana el puesto que buscas.


Aprende cómo contestar las preguntas típicas de una entrevista de trabajo y gana el puesto que buscas.

La entrevista es el momento cumbre en la búsqueda de trabajo, aquí es cuando puedes realmente sobresalir y demostrar que eres la opción correcta para el puesto. El giro de la empresa marcará el rumbo de la entrevista, hay algunas que son prácticas mientras que otras (la mayoría) se tratan de conocer al candidato más a fondo. Actualmente, las empresas buscan actitud más que aptitud y es tu trabajo demostrar que eres lo que buscan.

Antes de asistir a una entrevista de trabajo debes prepararte e informarte, esto te ayudará a ti a ver si este puesto es realmente lo que quieres y si lo es, te ayudará a mejorar tus respuestas. Ninguna entrevista es igual a otra, pero sí hay ciertas preguntas que son básicas; eso no significa que sean fáciles de contestar. Por eso, aquí te decimos cómo contestarlas y dar la mejor impresión posible.

“Cuéntame de ti”

Es una pregunta vaga de la que puedes sacar provecho si te preparas y sabes cómo abordarla. Debe ser una introducción de ti en la que menciones tu experiencia, conocimientos, valores, visión y actitud. No des demasiados detalles y cuenta las cosas con humildad.

“¿Por qué quieres este trabajo?”

Sé específico y menciona por qué crees que encajarías ahí. Si es posible, atrévete a mencionar algunas ideas para implementar en el puesto y cómo manejarías el día a día. La idea aquí es que te vendas como la pieza que les falta a ellos mientras ellos son el ambiente que tu buscas.

“¿Qué salario buscas?”

Hablar de dinero siempre puede ser incómodo, así que prepárate para contestar esta pregunta con seguridad. Antes de la entrevista, investiga el salario promedio de ese puesto y ten en mente una cantidad tenga sentido. Si te preguntan directamente por una cifra, menciona que es más importante el puesto, la experiencia y los beneficios. Si insisten en que les des un número, da un rango (así tendrás oportunidad de negociar posteriormente).

“¿Cuáles son tus fortalezas?”

Es tu oportunidad de sobresalir, pero el truco está en hacerlo sin sonar arrogante. Haz énfasis en la experiencia que tienes y lo que puedes aportar al trabajo. Si te es posible, menciona también qué habilidades te gustaría aprender que ayudarían a tu desempeño laboral.

“¿Cuáles son tus debilidades?”

Es una pregunta incómoda que puede hacerte quedar muy mal si no estás preparado para contestarla. Evita decir “trabajo demasiado” o “soy perfeccionista”, mejor di una debilidad en la que estés trabajando como “apenas estoy aprendiendo a utilizar un software” o “vivo lejos pero encontraré la manera de llegar a tiempo”.

“¿Tienes preguntas para nosotros?”

El entrevistador quiere saber qué tan interesado estás, así que no te guardes tus preguntas para después. Este no es el momento de preguntar por el paquete de prestaciones, pero es el momento de externar cuestiones relevantes sobre el ambiente laboral, el éxito dentro de la empresa y el crecimiento tanto de la empresa como de sus empleados.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval