todo estará bien

14 puntos para recordar que todo estará bien

Por – 

Si estás pasando por un momento difícil, en el cual sientes que todo se derrumba y que nada va bien, te compartimos algunos motivos para recordar que todo estará bien.


Si estás pasando por un momento difícil, en el cual sientes que todo se derrumba y que nada va bien, te compartimos algunos motivos para recordar que todo estará bien.

Todos hemos pasado por un punto en el cual sentimos que todo se derrumba. Probablemente sea porque recientemente perdiste tu trabajo, terminaste una relación larga, o simplemente enfrentaste una situación que terminó haciéndote sentir impotente y derrotado(a). Alguna vez, Winston Churchill dijo que “el éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. Al final de la tormenta, todo estará bien.

El día de hoy te compartimos por qué, aun cuando sientas que has fracasado, en realidad no ha sido así. Aquí te mostramos 15 señales que demuestran que todo estará bien, aunque no lo sientas así en este momento:

  1. Has vivido y aprendido

Nadie dijo que la vida fuera fácil y, a pesar de que los obstáculos en el camino puedan lastimarte, el viaje vale la pena totalmente. Recuerda tus fallas y fracasos anteriores. Debes saber que todos tuvieron una razón de ser y son parte importante del plan general.

Cada dificultad te ha llevado a donde estás hoy; cada prueba te ha moldeado para convertirte en la gran persona que eres en este momento. Sigue hacia adelante sin perder la esperanza de que todo estará bien, sabiendo que cada experiencia te ha enseñado lo que necesitas para transformarte en quien debes ser.

  1. Tienes una cama donde dormir

En una entrevista para la NPR (National Public Radio, red pública de estaciones de radio en Estados Unidos), una mujer originaria de Haití contó su experiencia. Ella es madre de niños pequeños y estos siempre le preguntaban cuándo podrían comer e ir a la escuela como todos los demás niños. Lo más impactante de esta historia es que tenían un acuerdo para dormir.

Todos dormían en el suelo y, si llovía y la casa se inundaba, cada quien debía agarrar lo que quedara de sus camas improvisadas y cambiarse a un lugar seco. Si sientes que has fracasado, recuerda esta historia y no des las cosas por sentado. Agradece que tienes una cama calientita y seca donde pasar las noches. Aprecia lo que has logrado y continúa.

  1. Esfuérzate por ser mejor

El hecho de que estés sintiéndote decaído porque no has logrado lo que te habías propuesto, demuestra que realmente lo estás intentando. Viendo el panorama completo de la situación, siempre te esfuerzas por ser mejor y, mientras continúes con esa actitud, todo estará bien y resultará en cosas positivas eventualmente, así que no te rindas.

Einstein dijo que “no es que yo sea tan inteligente, es solo que me quedo más tiempo con los problemas”. No temas pasar más tiempo analizando las situaciones, al contrario: obsérvalas, estúdialas y busca las mejores opciones para solucionarlas sin dejar de esforzarte por ser una mejor persona.

  1. Tienes/Tenías un trabajo

Cualquiera que sea la forma como veas esta situación, sigue siendo una situación de ganar-ganar para ti. Si tienes un trabajo, ¡felicidades!, continúa luchando día a día y agradece lo que tienes. En caso de que no lo tengas o lo hayas perdido recientemente, ¡no te preocupes! Ya has conseguido trabajos antes, seguramente lo harás de nuevo.

Toma esto como la posibilidad de conseguir la oportunidad que habías estado esperando para hacer lo que realmente te apasiona. Continúa buscando, no pierdas la esperanza y, sobre todo, cree en ti y en tu trabajo duro para que puedas lograr cualquier cosa por más imposible que parezca.

  1. El conocimiento está al alcance de tu mano

Actualmente estamos en una era donde puedes aprender cualquier cosa y todo lo que desees. El conocimiento está realmente al alcance de tus manos. Recuerda siempre que el conocimiento es poder, así que aprovecha esto y permítele ayudarte en tu camino para lograr tus sueños. No dejes pasar todas las oportunidades de aprendizaje que se atraviesen en tu camino.

  1. Tienes comida

¡Y algunas veces tienes más de lo que deberías! La comida es un privilegio que generalmente damos por hecho y lo pasamos por alto; pero cuando nos empieza a dar hambre, comenzamos a sentir la necesidad.

Toma este tiempo para disfrutar tu siguiente comida, sin importar cuál sea. Saborea cada bocado y recuerda que la felicidad se encuentra en disfrutar cada una de las pequeñas cosas en la vida, como devorar tu postre o alimento favorito.

  1. Tienes el poder de elegir

Aristóteles dijo que “la excelencia nunca es un accidente. Siempre es el resultado de tener la intención, esfuerzo sincero y ejecución inteligente –la selección, no la oportunidad, determina tu destino”. ¿Se necesita decir más? Exige tu poder de decidir y recuerda que todo estará bien.

  1. Has sentido mariposas en el estómago o algo parecido

Estar enamorado y sentir cómo responde tu cuerpo a ese momento en el que simplemente miras a la otra persona que te atrae tanto. Experimentar ese instante tan natural, básico y simple, pero apasionado, te dará recuerdos que durarán para toda la vida. Eres más que afortunado de haber experimentado esta situación tan sublime.

  1. Tienes agua potable

Esta parte de nuestras vidas es sumamente importante y no debemos pasarla por alto. ¿Alguna vez has visto los programas de Bear Grylls y sus movimientos desesperados por conseguir un poco de agua? También hay personas en el mundo que buscan este recurso natural sin tener que ser parte de un programa de televisión, pues esta es la dura realidad en la que viven.

Cerca de 783 millones de personas en todo el mundo, no tienen acceso a agua potable. Por eso, es mejor estar agradecidos y completamente conscientes de lo que estamos haciendo bien en la vida, pues aun cuando sintamos que es todo lo contrario, llegará el punto en que todo estará bien.

  1. Tienes un sueño

Sea cual sea tu sueño en la vida, es único, es tuyo. Tienes la habilidad de aceptarlo y crearlo. No renuncies a tus sueños o a seguir teniéndolos, pues gracias a ellos puedes construir las mejores cosas de tu vida.

  1. Tu felicidad es real

Tú tienes el poder de elegir la felicidad en tu vida en cualquier cosa que hagas y en cualquier circunstancia. Tu felicidad está definida por capacidad o incapacidad de discernir y aprovechar las oportunidades para ser feliz, ya sea con algo tan sencillo como un día soleado o con encontrar el lado bueno de las situaciones que no parecen tan agradables.

  1. Tienes ropa para cubrirte

Y muchas veces, seguro tienes demasiadas opciones. Tantas que en algunas ocasiones no sabes ni cuál elegir. El punto es que no tienes que ir desnudo(a) por las calles o vestido(a) con lo mínimo. Disfrutas de poder utilizar los elementos necesarios para estar apropiadamente vestido para cada ocasión y tienes la capacidad de proteger tu cuerpo de los elementos de la naturaleza.

  1. Eres capaz de perdonar

¿Puedes imaginar que sería de este mundo si no existiera el perdón? Ok, no importa el mundo, solo imagina qué sería de tu vida. Imagina cuán estancado, amargado e infeliz serías si no tuvieras la capacidad de perdonar los errores de los demás, así como los propios.

Sería casi imposible vivir y parecería una pesadilla moverse para atravesar las dificultades que se presenten en el camino. Aprovecha que tienes el don de personar y continuar con tu vida. No te estanques en los resentimientos y sigue adelante.

  1. Tienes la oportunidad de crear amistades

En la vida actual, tu mejor amigo puede estar, literalmente, a 5 mil kilómetros de distancia, pero todavía pueden experimentar juntos las ventajas de una amistad. Hoy en día tenemos la capacidad de conocer personas de casi todos los países del mundo, algo que ninguna generación de antes de 1900 podía hacer tan fácilmente.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval