salud financiera

Los 5 pilares de la salud financiera

Por – 

Tener salud financiera no es tan difícil como la física cuántica, al contrario, es sencillo pero requiere de una mentalidad proactiva y perseverante.


Tener salud financiera no es tan difícil como la física cuántica, al contrario, es sencillo pero requiere de una mentalidad proactiva y perseverante.

Para alcanzar la salud financiera es importante considerar que no existe una varita mágica que haga desaparecer todos tus problemas financieros en un abrir y cerrar de ojos, sino que se requiere de planeación y disciplina. Por eso, hoy te compartimos los cinco principios que aplican a todas las personas en el planeta cuando nos referimos a la salud financiera:

  1. Presupuesto

El primer paso para hacerte cargo de tus finanzas es entender de dónde viene tu dinero y a dónde va. Una vez que hayas comprendido el panorama financiero, estarás preparado(a) para seguir delante de una manera estratégica, salir de deudas y continuar.

El segundo paso de hacer un presupuesto, tiene que ver con decidir las prioridades, cómo puedes tener menos gastos y, entonces, planear y proyectar tu situación financiera a corto y mediano plazo. No hay nada nuevo en esto, pero nuevamente, la mayoría de la gente hace un presupuesto correctamente y luego se detiene. Este error afecta considerablemente a tu salud financiera.

  1. Inversión

Probablemente tu presupuesto no se vea increíble, hoyos negros que succionan dinero (deudas personales), hipotecas elevadas y cientos de gastos inesperados te harán preguntarte “¿Cómo le haré para salir de esto?”. La respuesta es sencilla: ¡Haz que tu dinero trabaje para ti! Esto también puede darte otra perspectiva sobre que el dinero solo sirve para comprarte cosas. El poder del dinero no es cuánto puede comprar, sino en la habilidad de multiplicarlo.

¿Entonces cómo invertir? Lo primero que debes hacer es dar, de esta forma romperás el poder que el dinero tiene sobre ti. Después, donde quiera que estés, cualquiera que sea tu situación económica y sin importar tu presupuesto, invierte en alguna herramienta financiera. La mayoría de la gente se avienta sin saber qué hacer, ¿tú lo harías? Por eso es importante que antes de invertir, pases tiempo aprendiendo sobre inversiones y explorando las oportunidades que se te presenten.

  1. Ahorro

¡Pero nunca a largo plazo! Ahorrar dinero en una cuenta siempre te generará pérdidas, hablando en años. Sin embargo, ahorrar es una estrategia excelente, no para crear riqueza, sino para alcanzar metas a corto y mediano plazo. Ahorrar también es ideal para suavizar las asperezas del ciclo mensual o anual de tu presupuesto, pues siempre habrá imprevistos, lo cual significa que los gastos se incrementen.

  1. Emprendimientos

Una gran mentira que la gente cree es que no todos están hechos para iniciar o manejar un negocio. Se inventan mil excusas para convencerse a sí mismos de esto, pero la verdad es que se trata de qué estás dispuesto a hacer y a aprender. Ser un emprendedor es diferente a ser un inversionista, pues estás haciendo todo el trabajo que te apasiona y, al mismo tiempo, ganar dinero.

Muchas veces las personas comienzan un proyecto de emprendimiento porque no tienen otra alternativa, pero ¿por qué esperar a que la presión te orille a eso? Y ¿por qué negarte a ti mismo las ventajas de manejar un negocio? Virtualmente, hay una infinita cantidad de caminos para comenzar un proyecto de emprendimiento. No importa si empiezas algo en tus ratos libres o lo haces desde el punto en el que renuncias a tu trabajo. Sueña en grande y disfruta el camino.

  1. Deudas

Las deudas son lo último, porque si nos enfocamos en ellas, solo nos deprimiremos. Así que antes de ahogarnos en ellas, debemos enfrentarlas. Las deudas solo son un número, no te definen como persona. Sin embargo, es importante entender por qué las tenemos y, generalmente, la principal razón es porque gastamos más de lo que ganamos. La respuesta para solucionar esto y tener salud financiera es invertir y hacer negocios. Tu arma más poderosa es tu mente, así que ejercítala y nútrela para que crezca financieramente.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval