Leer más:La importancia de un fondo de emergencias

La importancia de un fondo de emergencias

Por – 

Nunca se sabe lo que puede ocurrir. Ahorra ahora en caso de imprevistos.


Nunca se sabe lo que puede ocurrir. Ahorra ahora en caso de imprevistos.

Pocas cosas están tan infravaloradas en la vida como un fondo de emergencias. Creemos que esos eventos desafortunados que le suceden a todo mundo son ajenos a nosotros. Sin embargo, ser previsor para esto nos puede evitar más problemas que pueden durar años en resolverse.

Para ahorrar, siempre hay que tener objetivos. Ese objetivo nos va a tener concentrados en el camino y hará que las tentaciones de la vida no nos arruinen un plan financiero. Sin embargo, nadie o casi nadie piensa en estar preparado para imprevistos. Por una parte, es normal: por eso son imprevistos. Sin embargo, cuando ocurren, ocasionan verdaderas desgracias más allá de los daños directos del mismo.

Un accidente, una enfermedad o cualquier cosa que involucre un costoso proceso nos va a tirar nuestras finanzas personales fácilmente. Un accidente, además de los costos derivados de médicos, reparaciones, etcétera, puede inhabilitarnos para seguir teniendo ingresos. Si tienes familia, se pone peor, ya que hay más de una boca para alimentar. Lo mismo sucede con las enfermedades: hay gastos médicos que superan con mucha facilidad los 100 mil pesos, como operaciones y largos tratamientos.

Si eres proveedor de familia, hay otro escenario más: la muerte. Como reza cierto programa televisivo, hay mil maneras de morir. Y si eres quien aporta el mayor ingreso en tu casa, vas a meter en severos problemas a tu familia: perderán el nivel de vida inmediatamente, además de gastos extra por el sepelio y meterlos en un agujero aún mayor del que estarían si perdieras la vida. Crudo, pero real.

Por eso, un fondo de emergencia es vital: ahorra para él. Asigna parte de tu ingreso para ello. Un colchón de 3 a 6 meses del gasto corriente familiar será suficiente para cubrir tus necesidades en caso de un problema severo, además de darte el tiempo suficiente para que tú o tu familia encuentren una solución.

Si eres joven, mejor aún: puedes empezar ya. Ojalá nunca tengas un accidente y vivas una larga y saludable vida, pero nunca se sabe. Más vale prevenir que lamentar.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval