entrenar tu cerebro

Tu éxito como emprendedor comienza con entrenar tu cerebro

Por – 

Entrenar tu cerebro es más que hacer ejercicios mentales. Aquí te compartimos cómo alcanzar el éxito fortaleciendo tu mentalidad.


Entrenar tu cerebro es más que hacer ejercicios mentales. Aquí te compartimos cómo alcanzar el éxito fortaleciendo tu mentalidad.

¿Alguna vez has leído sobre lo que caracteriza a los emprendedores exitosos y te has preguntado si realmente tienes lo que se necesita para ser uno? En un mal día, cualquiera caería en la trampa de dudar de uno mismo, pero las buenas noticias son que, incluso si carecemos de ciertas cualidades, no es el fin del mundo. La ciencia nos dice que todos tienen la habilidad de convertirse en quienes quieran gracias a un maravilloso fenómeno llamado Neuroplasticidad y las ventajas de entrenar tu cerebro.

De hecho, puedes pensar en tu cerebro como plástico maleable: está cambiando constantemente gracias a tus experiencias diarias. En términos científicos, la neuroplasticidad se refiere a reconectar las neuronas que procesan y trasmiten información en el cerebro, así como las alteraciones que ocurren en la sinapsis (los espacios entre las neuronas que permiten el intercambio de información entre ellas).

Cuando se trata de neuroplasticidad y de entrenar tu cerebro, una de las claves que debes considerar son las vías neurales (los caminos que conectan diferentes áreas del cerebro y sistema nervioso), pues no solo pueden ser creadas a voluntad, sino también eliminadas. Cada vez que aprendes algo nuevo o te surge una nueva idea, creas nuevas vías neurales; y mientras menos uses estos caminos, más débiles se vuelven hasta que, eventualmente, son olvidados y eliminados.

La neuroplasticidad es importante porque demuestra dos cosas:

  1. Es difícil cambiar tu mentalidad y sus hábitos, pero es posible. Piensa en tu cerebro como un campo de batalla para una infinidad de luchas entre nervios. Los estudios han demostrado que es realmente más difícil dejar atrás un mal hábito que aprender uno nuevo, lo cual es llamado plasticidad compensatoria. Mientras más repitas un mal hábito, más control tendrá este sobre el mapa cerebral; por lo que tendrá mayor ventaja sobre los nuevos hábitos.
  2. Siempre tendrás el poder de cambiarte a ti mismo(a) y entrenar tu mente, sin importar tu edad, la cantidad de práctica, así como el descanso y el mantenimiento que le des. Así que si piensas que no puedes cambiar tu mentalidad, tú eres la única persona que está limitando tu crecimiento.

¿Los emprendedores piensan diferente?

Podrás entrenar tu cerebro, pero ¿hay una mentalidad específica que necesitas afinar y perfeccionar para alcanzar el éxito? A pesar de que no hay una receta secreta para lograr tus metas, los estudios han revelado que los emprendedores tienden a mostrar un proceso cognitivo en común.

  1. Una mente ambidextra

Una mente ambidextra es aquella que es capaz de regresar y avanzar estratégicamente entre dos tácticas para solucionar problemas:

  • Exploración: es una aproximación creativa donde tu mente explora soluciones/alternativas innovadoras a los problemas.
  • Explotación: es una aproximación lógica en la que tu mente usa información existente de la manera más eficiente posible.

Una investigación conducida por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), sugiere que ser un emprendedor exitoso simplemente no significa tener la habilidad de cambiar estrategias, sino también de saber cuándo es el momento adecuado para hacerlo.

  1. La habilidad de aceptar los cambios y los retos

Un estudio escaneó los cerebros de 30 emprendedores y los comparó con personas que no lo son, mientras realizaban diversas actividades. Los resultados demostraban la evidente diferencia entre la velocidad para resolver problemas, la oportuna evaluación de riesgos, así como la capacidad de aceptar retos y aprovechar las oportunidades. Los emprendedores terminaban primero los ejercicios.

Estas habilidades radican profundamente en la mentalidad de la persona, por lo que si quieres comenzar a pensar como un emprendedor exitoso, debes entrenar tu cerebro.

Conviértete en el arquitecto de tu cerebro

Para tonificar tus músculos, entrenas a través de una serie de ejercicios que te ayudan a fortalecerlos. El cerebro no es diferente en este aspecto, por lo que es necesario que hagas ejercicios mentales que ayuden a tus neuronas a desarrollar conexiones más fuertes que harán que tu cerebro acepte con mayor facilidad la nueva información. Para lograr esto, puedes tomar estas opciones:

  • Juegos para entrenar tu cerebro

Existen cientos de diferentes juegos disponibles que te permiten ejercitar tus funciones cerebrales, como la memoria, mejorar tu inteligencia y entrenar tu cerebro mientras te diviertes. Esta es una gran alternativa que te presenta una amplia variedad de juegos y actividades para diferentes fines y objetivos.

  • Conciencia

A lo largo del día, aproximadamente 60 mil pensamientos bombardean tu mente, por lo que debes estar atento(a) de aquellos que te limitan. Entrenar a tu cerebro es fundamental para poder concientizar tus pensamientos (que en conjunto forman tu mentalidad), atrapar aquellos que no están alineados con tus metas y reemplazarlos con algunos que sí lo estén. Probablemente tengas que hacer esto cientos de veces, pero recuerda que Roma no se construyó en un día.

  • Herramientas para el reforzamiento de la mentalidad

Reforzar conscientemente tu comportamiento y creencias es crucial si realmente quieres modificar tu mentalidad. La repetición de los pensamientos que deseas tener y el uso de herramientas que permitan la aparición de mensajes subliminales que elijas ver en tu computadora, por ejemplo, te ayudarán a trabajar en los cambios necesarios a través de tu subconsciente.

  • Descansa y duerme

En sus estudios sobre neuroplasticidad, Norman Doidge observó el “efecto lunes”, donde notó que los mecanismos de plasticidad utilizados por los participantes durante los lunes y los viernes, eran demasiado diferentes. Mientras que los cambios en los viernes tenían más que ver con el fortalecimiento de vías neurales, los cambios en los lunes se enfocaban en la formación de nuevas vías que demoraban más en formarse pero eran más permanentes.

De esta forma, se concluyó que tener un cerebro bien descansado no necesariamente te ayuda a aprender cosas más rápido, pero sí te ayuda a hacer cambios permanentes. Por lo tanto, dormir lo suficiente, meditar y no ser tan duro(a) contigo mismo(a) puede hacer una gran diferencia. Cuando se trata de neuroplasticidad, aprender a hacerlo es la clave. Encuentra la técnica correcta para ti, practica mucho y, eventualmente, verás los resultados.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval