hijos a ahorrar

Cómo enseñar a tus hijos a ahorrar

Por – 

Enseñar a tus hijos a ahorrar, es una gran manera de fomentar buenos hábitos financieros desde pequeños.


Enseñar a tus hijos a ahorrar, es una gran manera de fomentar buenos hábitos financieros desde pequeños.

Algunos niños aman ahorrar. Ver cómo los billetes y monedas se van acumulando y eventualmente pueden cambiarlas por cosas, son algo que los inspira a ahorrar. Sin embargo, hay otras alternativas para ayudar y motivar a tus hijos a ahorrar.

Lo más importante, al principio, es hacer que el ahorro sea una tarea divertida. Además, mientras más pronto empieces a enseñar a tus hijos a ahorrar, más fácil y atractivo será para ellos. Incluso los niños en edad preescolar pueden hacerlo, pero tienes que enseñarles este concepto de manera entendible.

Conforme tus hijos crezcan, podrás comenzar a introducir ideas más complicadas para las estrategias de ahorro. Aquí te compartimos algunas ideas para enseñar a tus hijos a ahorrar a cualquier edad:

  • Haz del ahorro algo divertido para tus hijos

Los niños de edad preescolar pueden comenzar a crear hábitos de ahorro a través de juegos. Una técnica que les resulta muy agradable es el uso de un sistema recompensas por cupones. Puedes crear cupones con ciertos valores asignados, que tus hijos reciban cada que hagan algo correcto y, de esta forma, pueda cambiarlos por premios.

Por ejemplo, puedes hacer un sistema de tiempo de televisión basado en cupones y asignar un valor a cada programa o película. Un episodio de la serie favorita de tus hijos puede costar un cupón; mientras que una película puede llegar a costar 4 cupones.

Con el tiempo, ellos entenderán que, si quieren ver una película larga, deberán ahorrar sus cupones para cambiarlos por recompensas. Eventualmente puedes aumentar a los cupones, una cantidad razonable de mesada. Esto es más recomendable para niños de 5 años en adelante. Esto les enseñará que pueden ahorrar el dinero, así como lo hacían con los cupones.

Para ayudarles a entender los conceptos del ahorro, la interacción visual y física es importante. Especialmente si tus niños son pequeños. Con esto en mente, es fundamental que consideres tus propios métodos de ahorro, la edad de tus hijos y qué les llama más la atención para usarlo como una herramienta de enseñanza.

  • Usa diferentes alcancías o sobres

Seguramente, en casa utilizas la técnica de separar el dinero de las diferentes cuentas en varios frascos, alcancías o sobres. Esto también puede ayudarte a enseñar a tus hijos a ahorrar. En cada sobre o frasco, haz que tus niños hagan un dibujo de lo que quieren comprar con el dinero que pongan ahí. Igualmente, deberás ayudarles a entender que algunos objetos son más costosos que otros y para ellos deberán ahorrar por más tiempo.

Por ejemplo, los contenedores de ahorros a corto plazo pueden tener el dibujo de un juguete específico. Los contendedores de dinero para uso a largo plazo, pueden tener la imagen de un viaje a Disney. Enseña a tus hijos a dividir su dinero para metas a corto y largo plazo, y ten a la mano un contenedor donde puedan colocar dinero para sus gastos diarios, como dulces o cualquier cosa que quieran.

  • Haz un cuadro de metas de ahorro

Una vez que sepas para qué quieren ahorrar tus hijos, haz un plan con las semanas que tardarán en llegar a sus metas y haz un cuadro. Puedes representar cada semana con una casilla, donde tus niños pongan una pegatina cuando hayan separado el dinero de esa semana para cada meta.

Cada que les des su mesada, ayúdales a separar su dinero en los contenedores de ahorros que hayas dividido y motívalos a seguir adelante. Haz que el cuadro sea divertido y entendible para que vean su progreso semanal y cuánto les falta para llegar a la meta que se han fijado.

  • Ofréceles recompensas por ahorrar dinero

Considera que el sistema de recompensas para motivar a tus hijos a ahorrar dinero. Así como los bancos te ofrecen varios premios dependiendo el tipo de cuenta que tengas, tú puedes hacer lo mismo para enseñar a tus hijos a ahorrar.

Por ejemplo, si tus hijos no gastan sus ahorros en cierto lapso, puedes darles un pequeño regalo para premiar su disciplina. También puedes hacer que los premios sean cada vez mejores si continúan por el camino del ahorro y pasan más tiempo sin gastar. Puedes comenzar con pegatinas, pasar a 30 minutos extras de videojuegos, subir a un juguete pequeño o cualquier cosa que motive a tus hijos.

  • Pon el ejemplo

Una de las mejores cosas que puedes hacer es permitir que tus hijos vean que tú también ahorras dinero. Haz tu propia alcancía con la ayuda de tus hijos y explícales que ese será tuya. Esto les enseñará que ahorrar es algo normal.

Además, debido a que muchos niños pequeños quieren ser como sus padres, verte hacer esto les dará una gran lección de ahorros que, con el paso del tiempo, los inspirará a hacer lo mismo todo el tiempo.

  • Ayúdales a continuar ahorrando mientras crecen

Conforme tus hijos vayan creciendo, un cuadro de metas será menos inspirador y hacer dibujos en alcancías o frascos, perderá su encanto. Sin embargo, aún puedes poner el ejemplo de ahorro y empatar tus metas con las de tus hijos. Además, es una excelente idea continuar con los diferentes contenedores para las diversas metas.

  • Abre una cuenta de ahorros con altos rendimientos

Cuando tus hijos tengan la edad suficiente para entender el concepto de intereses, puedes ayudar a tus niños a buscar cuentas de ahorros que generen intereses. Acompaña a tus hijos a abrir una cuenta y enséñales el valor y la importancia del interés compuesto.

  • Enséñale a tus hijos a establecer prioridades

Motívalos a escribir una lista de cosas en las que quieran gastar su dinero y enséñales a establecer prioridades. Ayúdales a establecer cuáles metas son a largo y cuáles a corto plazo. Recuérdales que es importante dividir su dinero en cuentas especiales para cada meta. Estas son las bases de un plan financiero y esta manera de pensar les servirá a lo largo de su vida.

  • Déjalos cometer sus propios errores

Algunas veces, las mejores lecciones las aprendemos gracias a las malas decisiones. Especialmente cuando somos jóvenes y las pérdidas financieras no son tan grandes. Probablemente llegará un punto en el que no aguanten la tentación de gastar todo su dinero sin pensar bien en las consecuencias.

Cuando esto suceda, se darán cuenta de que el dinero no les alcanza porque gastaron en otras cosas y desearán haber pensado detenidamente antes de despilfarrar. Este tipo de lecciones serán muy valiosas y les enseñarán a planificar sus gastos. Permíteles cometer estos errores para que aprendan a dimensionar las consecuencias de sus actos financieros.

  • Los juegos de mesa siempre ayudan

Existe una gran cantidad de juegos disponibles para enseñar a tus hijos sobre los conceptos financieros. Desde Monopoly en todas sus versiones disponibles, hasta El juego de la Life, por ejemplo, pueden enseñar a tus hijos a ahorrar y sobre la importancia de planificar los movimientos financieros.

  • Hablen acerca del dinero

Probablemente no te guste discutir sobre tu salario frente a tus hijos. Sin embargo, puedes incluirlos en un debate sobre tu plan financiero y los movimientos que tienes destinados para tu retiro. Esto puede significar solo tener una conversación con tu pareja mientras tus hijos están en la habitación. De esta manera, tus hijos podrán entender que los ahorros son una labor de toda la vida.

  • Busquen ofertas en familia

Una de las claves para ahorrar dinero es encontrar buenas ofertas. Si tus hijos ven un artículo que les llame la atención en una tienda, sugiéreles ir a casa y buscar mejores precios en línea. Juntos podrán comparar precios en diferentes sitios web e, incluso, considerar la opción de comprar ese mismo artículo en sitios de segunda mano.

Enseñar a tus hijos a ahorrar es un paso importante para prepararlos para ser financieramente responsables y asegurar su futuro. No obstante, no llegarás muy lejos en las lecciones si no predicas con la práctica. Tú también debes estar dispuesto a comenzar a ahorrar. Muchos emulamos a nuestros padres y los hábitos que observamos durante nuestra infancia. En otras palabras, necesitas actuar de la forma en que quieras que tus hijos se comporten y sean cuando crezcan.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval