emprendedores exitosos

5 emociones que los emprendedores exitosos nunca sienten

Por – 

Existen 5 emociones que los emprendedores exitosos eliminan de su sistema para alcanzar sus metas. Aquí te contamos cuáles son estas.


Existen 5 emociones que los emprendedores exitosos eliminan de su sistema para alcanzar sus metas. Aquí te contamos cuáles son estas.

Los emprendedores exitosos representan a un grupo de gente que aporta cierto valor al mundo, gracias a que encuentran soluciones donde otros no veían nada. En los viejos tiempos, la gente trataba de convertir el plomo en oro; en nuestra era, los emprendedores tratan de convertir el código binario de una app, en algo que pueda resolver un problema real.

Las emociones humanas pueden darte poder, pero también pueden quitártelo. La clave de los emprendedores exitosos es seleccionar cuidadosamente esas emociones que les dan fuerza y desechar aquellas que obstaculizan su progreso. Aquí te compartimos 5 emociones que los emprendedores exitosos eliminan para proteger sus habilidades:

  1. Celos

Los emprendedores exitosos no son celosos. Ellos ven el éxito de sus colegas como una validación del trabajo arduo que han hecho. Los más inteligentes pondrán especial atención a lo que los otros están haciendo diferente para conseguir el éxito –mercado, producto, publicidad, etc.– e intentarán emularlo.

Aquellos que son celosos, en realidad están admitiendo que ellos jamás llegarán a ser tan exitosos como la persona de la que sienten celos. Esta es la verdad acerca de esta emoción, pues representa inseguridades profundas que te limitan para desempeñarte mejor y buscar la vida que quieres. Si puedes ser genuinamente feliz por alguien que ha alcanzado el éxito, estás un paso más cerca de alcanzar el tuyo.

  1. Desesperación

En el diccionario, “desesperación” es definida como la pérdida total de la esperanza. Los emprendedores exitosos son, por excelencia, la representación de la esperanza, pues sin ella no tienen alguna posibilidad. Sus ideas nunca llegarían más allá de los bosquejos y las ideas vagas.

Esto no significa que los emprendedores no tengan derecho a perder la esperanza de vez en cuando. Al final de cuentas, son tan humanos como cualquiera. No obstante, los emprendedores exitosos son incapaces de drenar completamente su “contenedor de esperanza”. No importa a qué obstáculos los tiren al piso, siempre se ponen de pie. Si no lo hacen en el mismo instante, lo harán eventualmente.

  1. Apatía

La apatía básicamente significa que no te importa en absoluto algo. Es decir, sin importar lo que suceda, ya sea bueno o malo, no te provoca ninguna reacción emocional. Esto puede ser algo bueno para los emprendedores exitosos: si no se preocupan por el resultado, podrán enfocarse en hacer un proceso significativo y de calidad.

Habiendo dicho esto, los emprendedores exitosos construyen cosas para resolver problemas. La apatía puede ser una emoción destructiva porque ´puede drenar tu energía y pasión que quieras poner en un proyecto. La gente que trabaja contigo puede abandonarte al ver que el líder apasionado se ha convertido en un líder apático.

  1. Decepción

La decepción es otra emoción muy común. La gente tiende a decepcionarse todo el tiempo de los demás, las situaciones fueras de su control e, incluso, de ellos mismos. Sin embargo, lo que separa a los emprendedores exitosos de los demás, es que ellos se ocupan de esas decepciones. Las convierten en cosas constructivas, como oportunidades de crecimiento.

Por ejemplo, si comienzas un diario donde anotes todas las veces que te has sentido decepcionado, te darás cuenta de que esas cosas, frecuentemente, no tienen tanta importancia y que has gastado energía en cosas tan insignificantes. Esta emoción debe ser eliminada de tu sistema. Solo de esta forma podrás ser parte de los emprendedores exitosos y eficientes.

  1. Preocupación

Los emprendedores exitosos tienen, mínimo, el doble de cosas por las cuales preocuparse, en comparación con la gente normal. Algunos de ellos dejan que sus angustias los absorban. Pero el colapso emocional y físico al que se enfrentarán, los dejará fuera de la jugada por varios meses hasta que vuelvan a reponerse. El peso de las preocupaciones tiene un precio caro.

Otros emprendedores, aquellos con más experiencia y resistencia ante las preocupaciones, se dan cuenta de que angustiarse es apostar en contra de ellos mismos. No tiene sentido preocuparse. Esto solo quita energía indispensable que debería ser enfocada en la creación de cosas más productivas.

Asimismo, esta emoción tampoco ayuda a reducir las posibilidades de que algo salga mal, entonces ¿para qué preocuparse? Si puedes eliminar de tu sistema estas 5 emociones, ten por seguro que avanzarás más rápido en tu camino a convertirte en parte de los emprendedores exitosos que crean soluciones. Te tomará algo de esfuerzo lograrlo, pero vale la pena hacerlo.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval