Leer más:Deuda mala y deuda buena

Deuda mala y deuda buena

Por – 

Convierte tu deuda en algo bueno al utilizarla correctamente.


Convierte tu deuda en algo bueno al utilizarla correctamente.

Generalmente, una deuda tiene una mala percepción de quien la contrae. Casi siempre está acompañada de algún sentimiento de culpa o estigmatización por mala administración personal. Sin embargo, no necesariamente es mala.

Un episodio de una conocida serie animada decía que las pistolas no matan, que la gente era quien lo hacía. Ese concepto, simplificado, sirve para el mundo de las finanzas: una deuda por sí misma no es buena ni mala, simplemente es. El uso que le das es lo que determina si contraerla fue bueno o no.

Primero, hay que tomar en cuenta su consecuencia. Tener una representa una disminución en varias libertades, principalmente:

  • Ahorro
  • Oportunidades
  • Tiempo

¿Cuánto te representa cada uno de estos rubros?

Si realmente se te han reducido demasiado, probablemente estés ante un adeudo malo. Sólo hay un tipo de gasto para el que la deuda es buena: una inversión. Esta la única forma en la que valdrá la pena pues te dará mayores ingresos en el futuro. Éstos son algunos ejemplos de inversión:

  • Educación
  • Inversión bursátil o similar
  • Iniciar tu propio negocio

También existe la deuda buena que no hace crecer tu dinero, pero te cumple una necesidad. Si quieres cumplir un capricho, estás ante un adeudo malo. Esa es la clave para identificar ambas: la deuda buena te sirve para cubrir necesidades y la deuda mala te sirve para cubrir deseos. Ahora que lo tienes presente, podrás ver el crédito de otra manera.

¿Tienes planes que pueden cumplirse con deuda buena? En Autoaliviana te otorgamos préstamos por tu coche sin dejarlo, con requisitos mínimos y en 24 horas. Entra aquí y entérate cómo.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval