Leer más:Aguas con el modo Stand By de los aparatos eléctricos

Aguas con el modo Stand By de los aparatos eléctricos

Por – 

El gasto no termina con el botón de apagado.


El gasto no termina con el botón de apagado.

En ocasiones anteriores hablamos de manera tangencial sobre desconectar los aparatos eléctricos que no se estén usando, aunque estén apagados. Hoy ahondaremos en ello, y en uno de los más silenciosos ladrones de energía y enemigos de tu bolsillo: el modo Stand By de los aparatos eléctricos.

El modo Stand By (o el modo espera) no es más que el estado en el que permanecen los aparatos eléctricos al ser apagados. El clásico “foquito” de las televisiones, algunos equipos de sonido, computadoras y el reloj del horno de microondas son ejemplos de aparatos en modo Stand By. Sin embargo, tampoco se limita a ellos y aplica para prácticamente cualquier aparato que necesite conectarse a un tomacorriente.

Aunque lo más cómodo es dejar la mayoría de esos aparatos conectados y encenderlos con un control, estamos dejando ir una cantidad importante de dinero en esa cuestión. De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, organización española, el modo Stand By representa casi el 11% de la energía gastada en el hogar. Una barbaridad.

No hace falta ser elaborado: ¿recuerdas cuánto costó el último recibo de electricidad? Prácticamente 1 de cada 9 pesos gastados en él fueron por electricidad que no utilizaste. Y es que el “foquito” se ve inofensivo, pero hay que tomar en cuenta que está en funcionamiento las 24 horas del día y los 365 días del año.

¿La solución?

Sencillo: desconecta los aparatos que no estés utilizando. Desenchufa el microondas cuando termines de calentar los alimentos, haz lo propio con la televisión, apaga y desconecta la computadora portátil (muchos cargadores tienen su foquito). Así como esos pocos pesos gastados al día en el modo Stand By se hacen muchos al final del mes, las pequeñas diferencias diarias harán una gran diferencia a mediano plazo.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval