trucos financieros

8 trucos financieros que debes aprender ya para no lamentarlo en 20 años

Por – 

Asegurar un futuro estable depende de las decisiones que tomemos desde que somos jóvenes. Por eso hoy te compartimos 8 trucos financieros que te ayudarán a lograrlo.


Asegurar un futuro estable depende de las decisiones que tomemos desde que somos jóvenes. Por eso hoy te compartimos 8 trucos financieros que te ayudarán a lograrlo.

Si ahorita eres un joven profesionista, el estilo de vida que tendrás en tus cuarenta será dictado por tus decisiones en los siguientes años. Se dice que “los cuarenta son los nuevos treinta”, pero para que eso suceda necesitas planificar tus finanzas, no importa el tamaño de tus ingresos, ni que consigas el trabajo de tus sueños, la clave es seguir los trucos financieros que te compartimos a continuación:

  1. Considera independizarte mientras eres joven

Cuando eres joven, mudarte es más sencillo que cuando eres más grande y tienes una familia o debes cuidar a tus padres. Si te limitas a conseguir trabajos cerca de tu casa, lo más probable es que te estés perdiendo oportunidades de carrera mucho mejores. Tus primeros trabajos sientan las bases de tus ingresos potenciales a largo plazo, y cuando eres soltero(a) siempre tienes el poder de la flexibilidad. Si aplicas a un trabajo bien remunerado en otro lugar, podrás conocer un mundo nuevo, así que atrévete a salir de tu zona de confort.

  1. Si compras acciones, mejor compra las que pagan dividendos

Se ha comprobado que las acciones con dividendos han superado, con menor inestabilidad, a otras inversiones similares. Adicionalmente, los dividendos se pagan en efectivo, por lo que hace más sencillo mantenerse durante los tiempos difíciles, además de que pueden aumentar conforme pasan los años.

Por ejemplo, si pones 3 mil pesos en acciones con rentabilidad de dividendo del 4%, obtendrás 100 pesos en efectivo cada mes. Si lo meditas, este dinero extra es por hacer absolutamente nada. Dale una oportunidad a esta herramienta de inversión, acercándote a tu banco, donde podrán asesorarte para poder encontrar un plan que se acomode a tus necesidades.

  1. Espera a una crisis financiera para comprar algunas acciones

Ten en mente el mantra “Compra barato, vende caro”, pues cuando las bolsas de valores caen, es el momento ideal para considerar comprar acciones. Así que, si bien la premisa de los trucos financieros es la prevención, también es importante invertir en herramientas que nos ayuden a formar bases sólidas en nuestra vida, así que guarda un poco de dinero para la siguiente crisis, y de esta manera podrás utilizar algunas herramientas de inversión más flexibles que te permitan retirar tu dinero en cualquier momento que lo necesites sin penalizarte.

  1. No confíes totalmente en las acciones como ahorros para emergencias

El momento más probable en el que alguien puede perder su empleo, es durante una crisis económica, el cual también es el momento donde las acciones valen menos. Cuando esto sucede, es inevitable que muchas personas a nuestro alrededor, e incluso nosotros mismos, necesiten dinero extra, sin embargo los bancos no brindarán préstamos tan fácilmente. Por lo tanto, si tus ahorros para emergencias están circulando en acciones, te verás obligado(a) a venderlas.

Por esto, al momento de comprar acciones, no inviertas todos tus ahorros en ellas y preferentemente deja un fondo específicamente para emergencias. En caso de una crisis financiera, es mejor comprar algunas acciones para hacer que cierta cantidad de dinero continúe circulando, mientras que lo demás es un respaldo que puede sacarnos de cualquier apuro.

  1. Compra un lugar para vivir

Este es uno de esos trucos financieros complicados, pero no imposibles. Generalmente, invertir en bienes raíces es una gran alternativa financiera, en comparación con la compra de acciones, pues comprar tu propio hogar es más seguro. Cuando pagas la hipoteca, una significante cantidad mensual de pagos va directamente a la liquidación de la deuda cada mes. Esto incremente el valor neto por cientos o miles de pesos. Así que toma en cuenta esto: Si bien hay fluctuaciones en el mercado de bienes raíces, el costo del alquiler sube de forma constante.

En el momento que compras una propiedad, por lo regular será un poco más caro de lo que pagarías por una renta, o mínimo al principio. No obstante, entre los 3 y 15 años, una renta aumentará de significativamente y, si no tienes una casa propia, cada vez te será más difícil pagarla.

  1. Negocia tu salario inicial

La mayoría de los jóvenes profesionales que reciben una oferta salarial inicial, no la negocian porque se sienten muy entusiasmados por su primer trabajo, o porque tienen miedo de solicitar más. Es importante hacer una investigación con tus amigos cercanos, reclutadores o sitios web donde puedas acceder a esta información para tener un panorama realista de lo que deberías ganar.

Si recibes una oferta aceptable, aún tienes la oportunidad de negociar, pero tampoco se trata de subirlo a una cifra estratosférica, sino desde mil a 3 mil pesos más. Los efectos acumulados de este pequeño aumento se verán reflejados dentro de 20 años, lo cual puede ser gran parte de un pago inicial en una casa. Sin contar los futuros aumentos, beneficios de pensión y bonos que, regularmente, se basan en un porcentaje de tu sueldo. Incluso una pequeña diferencia al comienzo puede ser como una bola de nieve y ser el diferenciador en tu estilo de vida.

  1. Asegúrate

Los trucos financieros que te compartimos hoy son para que aproveches tu juventud y, al mismo tiempo, planifiques tu futuro, por lo que conseguir un seguro es muy barato cuando eres joven. Aunque nos sintamos invencibles a esa edad, al momento en el que nos dan un diagnóstico malo sobre algún aspecto de nuestra salud, ya es demasiado tarde para conseguir un buen seguro de vida. Así que procura hacerlo lo antes posible.

  1. Elimina o reduce hábitos caros

Si bien estos trucos financieros no son lo más sencillo del mundo, serán una gran plataforma para lograr una vida más estable, por lo que tu taza diaria de café de Java o las cajetillas de cigarros que compras pueden tener una enorme consecuencia en tus finanzas a largo plazo, así como en tu salud en algunos casos. Haz una lista de todos esos hábitos caros y procura eliminarlos uno a la vez. Piensa en todo el dinero que podrías ahorrar si los dejaras de lado, mínimo, por un mes.

Cuando eres joven, es difícil tomar decisiones sabiendo que afectarán tu vida en el futuro, por eso es importante recordar que esta decisión de progresar es un privilegio que debemos aprovechar. No hay enfoque o respuesta perfecta para alcanzar este nivel, pues todos tenemos contextos diferentes, sin embargo, lo importante es adaptar estos consejos y comenzar a planificar tomando en cuenta los hechos de tu realidad y un poquito de tu intuición.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval