manejar más seguros

7 tips para enseñar a tus hijos a manejar más seguros

Por – 

Aprender a manejar es una de las actividades más complicadas a las que nos enfrentamos cuando crecemos. Así nos hayan enseñado nuestros padres, amigos, novios, esposos o una escuela de manejo, el proceso es un compromiso serio, pues es fundamental manejar más seguros.


Aprender a manejar es una de las actividades más complicadas a las que nos enfrentamos cuando crecemos. Así nos hayan enseñado nuestros padres, amigos, novios, esposos o una escuela de manejo, el proceso es un compromiso serio, pues es fundamental manejar más seguros.

La mayoría de las personas que nos enseñan a conducir, hacen un gran trabajo al mostrarnos las habilidades básicas que necesitamos para controlar un vehículo. Sin embargo, muchas veces no saben enseñarnos a evitar accidentes y a manejar más seguros.

Es necesario que, al enseñar a nuestros hijos a manejar más seguros, reforcemos algunos puntos esenciales, como que pisar el acelerador hasta el fondo y a la menor provocación, no vale la pena, pues esto solo causará multas y, en el peor de los casos, accidentes fatales.

Por eso, es importante siempre tener en cuenta los siguientes consejos para poder enseñar a nuestros hijos a manejar más seguros:

  1. Los fundamentos

Estacionarse es un reto para muchas personas, desde conductores principiantes, hasta experimentados. Es importante tomarnos el tiempo necesario para ayudar a nuestros hijos a practicar esta habilidad tan básica, y más en esta ciudad. Girar el volante, frenar sin parar en corto y acelerar suavemente, son capacidades indispensables que deben tener en mente al manejar.

  1. Seguridad en vías rápidas

Al principio, muchos se pondrán nerviosos por manejar en el tráfico y entrar a Periférico o Viaducto será la prueba de fuego. Enseñarles las habilidades necesarias para enfrentar este tipo de retos, es indispensable pues esto les ayuda a estar preparados para salir a carretera.

Debemos darles la confianza plena (sin llegar a ser despreocupados) para poder entrar y salir de cualquier vía rápida, con o sin tráfico y a la velocidad adecuada, manteniéndose alerta del entorno y de otros conductores, para evitar accidentes. Esto les dará la confianza necesaria para manejar más seguros.

  1. La diversidad en las calles

Generalmente, cuando enseñamos a nuestros hijos a manejar, lo hacemos en ambientes tranquilos, como estacionamientos y calles poco transitadas. Esto hace que no los expongamos a muchos problemas potenciales.

No obstante, conforme vayan practicando más y más, necesitamos diversificar los lugares donde se puedan desenvolver al volante. Es fundamental impulsarlos a manejar a través de calles muy transitadas, vías rápidas, carreteras, glorietas, etc.

  1. El clima

Las condiciones climáticas pueden cambiar drásticamente en un instante. Algunas de estas condiciones resultan particularmente riesgosas para nuestros hijos, pues no han acumulado la experiencia necesaria para manejarlas adecuadamente.

Pasa con tus hijos el suficiente tiempo al volante en una gran diversidad de climas, desde días soleados cuando el sol dificulte la visibilidad; hasta día lluviosos en lo que el camino esté tan resbaloso que la velocidad más segura sea menor a lo normal. Practiquen de noche y en cualquier situación que les ayude a desarrollar confianza en ellos mismos.

  1. Reconocimiento de riesgos

El buen juicio detrás del volante es una de las habilidades fundamentales que todos los jóvenes deben aprender en sus primeras lecciones de manejo. Reconocer riesgos potenciales y evitarlos rápidamente es un don nato para algunos, pero otros necesitan aprenderlos. Estar pendientes del entorno para detectar riesgos potenciales, es fundamental para prevenir accidentes, pero si existen situaciones inevitables.

Nuestros hijos deben saber qué hacer en cualquier situación de riesgo. Platica con ellos sobre diferentes situaciones, como qué hacer si el carro de adelante frena en seco; qué hacer en caso de que los frenos no reaccionen y adelante haya un semáforo en rojo. Mientras mayor confianza tengan en ellos mismos, más capaces serán de evitar los peligros a los que se enfrenten.

  1. Celulares

Admitámoslo: no solo nuestros hijos se la pasan pegados a sus teléfonos móviles, nosotros también hemos pecado de hablar por teléfono sin usar el manos-libres mientras conducimos. Los celulares son una de las principales fuentes de distracción, principalmente entre conductores jóvenes.

Debemos enseñarles a nuestros hijos a olvidarse de sus celulares mientras están manejando y a realmente poner atención al camino, sin importar que se encuentren detenidos por un semáforo o un congestionamiento. Es fundamental que en todo momento estén listos para reaccionar ante cualquier eventualidad que surja en el camino.

  1. Confianza

Muchos conductores jóvenes tienen las llaves de sus autos a la mano, pero nada de confianza en ellos mismos. Son tímidos detrás del volante, no saben manejar situaciones que surgen de repente mientras conducen. Nuestros hijos deben tener la seguridad suficiente para manejar adecuadamente y saber que realizan movimientos correctos sin afectar a los demás.

Esto les ayudará a enfrentar correctamente las condiciones del camino y a estar preparados para cualquier eventualidad. Toma muchas horas de estar detrás del volante, pero ofrecerles a nuestros hijos estas habilidades, los convertirá en mejores conductores que sean capaces de maniobrar todas las circunstancias que se les presenten.

Cuando las lecciones son enseñadas paciente, respetuosa y cariñosamente, pueden quedarse más fácil en la mente de cualquier adolescente, hasta el más obstinado y, eventualmente, enseñarles el valor de una vida de buenos hábitos al conducir.

Mientras más tiempo pasemos enseñándoles las lecciones de conducir, mejores serán sus habilidades de manejo. A medida que tus hijos crucen este punto crítico y aprendan a conducir, dándoles los puntos básicos para manejar más seguros, asegurarás que sean capaces de evitar los peligros en el camino y lleguen sanos y salvos a sus destinos.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval