líder

50 cosas para ser un verdadero líder (Parte 1)

Por – 

Ser un líder no significa jerarquía, es cómo te sientes y te percibe la gente. Hoy te compartimos 25 cosas que debes hacer para convertirte en un buen líder.


Ser un líder no significa jerarquía, es cómo te sientes y te percibe la gente. Hoy te compartimos 25 cosas que debes hacer para convertirte en un buen líder.

Cada día es un nuevo reto y para lograr destacar de manera personal y profesional, necesitas pasar tiempo construyendo tu personalidad paso a paso. Muy en el fondo, todos tenemos características y cualidades únicas que nos hacen destacar, el chiste es encontrarlas y aplicarlas para llegar a ser un buen líder.

Ser un líder no significa jerarquía o ser la cara de algo, es cómo te sientes por dentro y cómo te percibe la gente como individuo. Todo lo demás, llámese aura o fama, viene después. Por eso, hoy te compartimos la primera parte de las sencillas cosas que puedes hacer para ser un líder:

  1. Comete errores

Por muy loco que esto suene, los líderes no nacen, se hacen, y una de las mejores maneras de aprender, es a través de nuestros errores. Este es el primer paso hacia convertirte en un líder: saber que cometer equivocaciones no es algo malo, sino una oportunidad de aprendizaje.

  1. No cometas el mismo error dos veces

Así como cometer errores es importante, no cometerlos dos veces es fundamental. Si sabes que algo no ha funcionado previamente, prueba desde una perspectiva diferente y sigue aprendiendo.

  1. Se vale preguntar

Si no estás entendiendo algo, es totalmente válido preguntar de qué se trata. Comparte tus pensamientos y trata de aprender de los mejores.

  1. Comparte tus temores

No hay nada de malo en compartir tus temores con tus amigos, familiares y colegas. Esto te hará entender mejor lo que piensas y sientes, así como permitirle a los demás ayudarte a encontrar una solución para enfrentar tus miedos.

  1. Sé honesto(a)

Tienes que ser honesto(a) en todo y con todos, incluyéndote a ti mismo. No engañes a otros ni a ti mismo porque, a la larga, estarás arruinando tus oportunidades de ser un verdadero líder.

  1. Trabaja en ti mismo(a) todos los días

Debes trabajar en ti mismo(a): tu manera de ser, cómo trabajas e, incluso, cómo interactúas con las personas a tu alrededor, tanto en la oficina como en tu casa. Este es un proceso que nunca termina, pues tienes que realizarlo diariamente, así que ten siempre en cuenta lo que haces bien y lo que podrías mejorar.

  1. Sé puntual

Este es un común denominador entre todas las personas que han logrado alcanzar el éxito. Debes ser puntual. Siempre.

  1. Sé audaz

Esto puede ser al enfrentar tus problemas en el trabajo o al defender lo que es correcto. Tienes que aprender a ser audaz y esto no sucede de la noche a la mañana, pues puede tomar años antes de pensar en ti mismo(a) como una persona intrépida. Así que comienza de una vez.

  1. Respeta a todos

No hay gente pequeña o grande en este planeta. Todos somos iguales y cada uno merece respeto en la misma cantidad. Trata a la gente joven con tanto respeto como tratarías a los mayores o con mayor experiencia.

  1. Ten un récord de tus gastos

Un líder siempre está preparado y tendrá a la mano un registro de sus gastos para controlar su dinero, no importa si es para una junta, sus vacaciones o simplemente salir a hacer ejercicio. No depender de nadie persona o financieramente es una virtud que todos los líderes promueven.

  1. Conócete a ti mismo

Todos los días pregúntate quién eres y encuentra nuevas respuestas sobre ti mismo(a). Esto te ayudará a saber quién eres en realidad.

  1. Escucha a la gente

Pon atención a lo que los demás te cuentan, pues podrían estar atacándote, alabándote o simplemente compartiendo sus sentimientos, pero siempre es importante escuchar y permitir que la gente se acerque a ti.

  1. Habla suavemente

Habla suavemente, no necesitas gritar para que los demás puedan escucharte. Sé coherente con tus palabras y a través del tiempo la gente comenzará a escucharte. No necesitas expresarte de manera agresiva, sino ser agresivo(a) con tus pensamientos.

  1. Encuentra un propósito

Debes saber exactamente por qué estás haciendo las cosas o por qué estás actuando de cierta manera. Encuentra un propósito en todo lo que hagas, no gastes tiempo en algo que no esté ayudándote a crecer como persona.

  1. Quiérete

Esto no significa que debas ser egoísta, sino entenderte a ti mismo(a) y hacer que la gente te quiera por quien eres. Esto sucederá si entiendes completamente quién eres y te amas por ello. Solo entonces serás capaz de respetar a las personas por lo que son, iniciando un ciclo que se te regresará con creces en un millón de maneras increíbles.

  1. No te encojas

Si tienes una idea increíble o un punto de vista que vale la pena compartir, solo hazlo. No pienses en las consecuencias si piensas que lo que estás haciendo es lo correcto.

  1. Sonríe y saluda

No tienes que recordad los nombres, basta con sonreír y saludar a la gente haciendo contacto visual cuando te los encuentres en los pasillos de la oficina. Desde el portero, hasta un conductor o un colega de tu departamento.

  1. No te tomes todo tan en serio

Toma las cosas de manera relajada, no hagas un caos cuando no sea necesario. A las personas les gusta la gente que no se toma las cosas tan en serio y tienen la capacidad de mantenerse calmadas.

  1. Aprende a hacer múltiples tareas a la vez

Sí, cientos de veces hemos dicho que esto no es lo más recomendable, pero existen ciertas tareas que puedes hacer al mismo tiempo con otras, por ejemplo, actividades menores de tu vida profesional y personal.

  1. Aprende cosas nuevas

Es tan importante perfeccionar tus habilidades, como lo es aprender cosas nuevas. Procura mantenerte aprendiendo cosas nuevas, incluso si es algo tan sencillo como una nueva receta de cocina.

  1. Sé dinámico(a)

No le des a tu mente la autoridad para decidir el alcance de tus habilidades y la creación de límites. Siempre sé dinámico(a) y no te estanques mental, física o psicológicamente.

  1. Piensa como un(a) ganador(a)

Pelea tus batallas diarias como si ya las hubieras ganado; derrota a tus problemas pensando que ya los has resuelto. Esto te ayudará a tener una actitud positiva e imaginarte triunfando, lo cual eventualmente hará que las tareas más difíciles sean más fáciles de superar.

  1. No te confíes demasiado

Sí, suena como una contradicción si primero te decimos que pienses como un ganador y luego te pedimos que no te confíes demasiado, pero existe una diferencia diametral entre pensar como uno a considerarte uno, la cual es la misma entre tener confianza en uno mismo y confiarnos demasiado.

  1. Haz amigos

A donde quiera que vayas, haz amigos, conoce gente y crea lazos que te apoyen en los tiempos difíciles. Recuerda: da sin esperar nada a cambio y tus amigos estarán contigo.

  1. Nunca consideres a nadie tu enemigo

Tan importante es hacer amigos, como no tener enemigos o gente que te odie. Sí, siempre habrá alguien a quien no le caigas bien, pero no los consideres tus enemigos y mucho menos alimentes esa forma de pensar.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval