Leer más:5 trucos para ahorrar que aún no has intentado

5 trucos para ahorrar que aún no has intentado

Por – 

Solo puedes ganar al intentar estos trucos para ahorrar.


Solo puedes ganar al intentar estos trucos para ahorrar.

“Trucos para ahorrar” no es un tema muy original. Tips hay muchísimos y los más obvios ya los conoces: nos compres café, llévalo al trabajo en un termo; aprovecha las rebajas; no tires los cupones; ten un presupuesto y no salgas de él, cuida la gasolina, etc.

Aunque el tema del ahorro no sea algo nuevo, sí hay otros trucos menos conocidos para lograrlo. Además, no todas las estrategias son infalibles y no todos vivimos la vida de la misma manera. A continuación te dejamos 5 consejos que tal vez no hayas escuchado y que vale la pena probar.

Etiqueta tu tarjeta

Se le llama descuento hiperbólico a la tendencia de escoger una recompensa inmediata en lugar de una a largo plazo. Esta es una de las mayores razones por las que es tan difícil ahorrar.

Para ayudarte a mantener tus metas en mente, se recomienda que pongas en un lugar visible un recurso gráfico de lo que quieres (una fotografía del artículo o del destino de un viaje). Sin embargo, una foto en el escritorio de tu oficina o de tu casa no te llevará tan lejos como verlo cuando estás a punto de gastar en algo de lo que podrías prescindir.

Puedes envolver tus tarjetas en una fotografía para que inevitablemente lo veas al momento de la compra. Si eso te parece una exageración, puedes pegar un mensaje en la tarjeta que te persuada de la compra. Cámbialo constantemente pues te acostumbrarás a verlo y ya no tendrá el mismo impacto que al principio. De hecho, si puedes, pídele a alguien de confianza que ponga el mensaje para ti.

Calcula tus gastos en horas

Toma literalmente la frase: “el tiempo es dinero”. Sabes cuánto dinero cuestan las cosas pero ¿sabes cuánto te cuesta en horas ganar ese dinero? El dinero físico es una herramienta de cambio pero tu tiempo debería parecerte más valioso. Entonces, en lugar de pensar: “esto me cuesta $500 pesos”, piensa “esto me cuesta un día de trabajo en la oficina”. Tendrás una nueva perspectiva del valor de las cosas y ya no te será tan fácil comprar cosas que no necesitas.

Redondea

Al calcular el dinero que gastarás para tus gastos del mes, redondea. Si vas a pagar $460, en tus finanzas regístralo como $500. Al final de pagar, te quedarán extras que puedes ahorrar sin problemas pues son literalmente un extra que no tenías contemplado.

Guarda el cambio

A veces los billetes chicos (20, 50, 100) se toman como “caja chica”. De ellos salen gastos efímeros de los que perdemos pista. Estos pequeños gastos se acumulan sin que te des cuenta y realmente impactan tus finanzas.

Al terminar el día, saca de tu cartera los billetes chicos que sobraron y guárdalos en otro lado. Al final del mes, verás que ese dinero no es tan insignificante como creías. Júntalo y cámbialo por billetes grandes para ahorrarlo.

Ten un presupuesto de despilfarro

Es mucho más fácil no hacer compras impulsivas si te permites ciertos gastos innecesarios. El truco es contemplarlos previo a que ocurran. Cuando planees tus gastos del mes, establece una cantidad para gastos desconocidos. Así, si se te antoja un café elegante o ves una chamarra que te gusta, puedas comprarla sin tener que recurrir a la tarjeta de crédito.

 

Recuerda que no es tan difícil tener unas finanzas personales estables si ahorras y te organizas.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval