administración del tiempo

10 tips para mejorar tu administración del tiempo

Por – 

La administración del tiempo no es una ciencia complicada o algo que requiera alquimia y trucos de magia. Aquí te contamos cómo lograrlo.


La administración del tiempo no es una ciencia complicada o algo que requiera alquimia y trucos de magia. Aquí te contamos cómo lograrlo.

¿Por lo regular te sientes muy estresado por tu carga de trabajo? Mientras pasa el tiempo, ¿sientes que tienes más y más pendientes? ¿O sientes que tu administración del tiempo no es tan efectiva como para terminar todas las tareas que debes hacer?

El truco está en organizar todos tus pendientes y tener una administración del tiempo más eficiente, para poder hacer más cosas en el día. Esto ayudará a reducir tus niveles de estrés y ser más productivo en tu lugar de trabajo. La administración del tiempo es una habilidad que tardamos en desarrollar, pues cada persona lo toma de manera diferente.

Para lograr una mejor administración del tiempo, solo necesitas encontrar lo que mejor te funcione. Si utilizas las estrategias que a continuación te compartimos, en unas cuantas semanas podrás ver que tu habilidad de administración del tiempo  y productividad, incrementarán.

  1. Delega tareas

Es muy común que todos agarremos más tareas de las que podemos manejar. Esto frecuentemente puede resultar en estrés y en desgaste físico y emocional. Delegar tus tareas no es huir de tus responsabilidades, sino es una función muy importante para tener una buena administración del tiempo.

Aprende el arte de delegar trabajo a tus subordinados. Para lograrlo exitosamente, deberás conocerlos y saber cuáles son sus habilidades y qué características pueden mejorar para asignarles las tareas más adecuadas, dependiendo de sus capacidades.

  1. Asigna prioridades

Antes de empezar tu día, haz una lista de tareas que necesitan atención inmediata y deben ser resueltas el mismo día; mientras que las tareas sin importancia pueden ser aplazadas hasta el día siguiente, para que no te quiten más tiempo. En resumen, es fundamental que establezcas prioridades respecto a tus tareas, con la finalidad de concentrarte en aquellos pendientes que sean más urgentes.

  1. Evita procrastinar

La procrastinación es uno de los malos hábitos que afectan directamente a tu productividad. El resultado de esto es una gran pérdida de tiempo y energía. Por ello, debe ser evitado a toda costa. Asimismo, puede convertirse en un problema mayor tanto para tu carrera profesional, como para tu vida personal.

  1. Agenda tus pendientes

Siempre ten a la mano una agenda o un cuaderno, donde apuntes todas las tareas que te vengan a la mente. Antes de empezar el día, haz una lista de pendientes muy sencilla. En ella deberás asignar prioridades a cada tarea y asegurarte de que sean objetivos alcanzables. Para manejar mejor tus habilidades de administración de tiempo, deberás dividir tus pendientes en 3 rubros: trabajo, casa y personal.

  1. Evita el estrés

Muchas veces, el estrés se genera cuando aceptamos más trabajo del que podemos manejar. Como respuesta a esta tensión, el cuerpo comienza a sentirse cansado, afectando tu productividad. En lugar de esto, piensa en qué actividades deberás rechazar, cuáles podrías delegar y cuáles tienen mayor prioridad. Esto te permitirá tener tiempo libre para relajarte y levantar los ánimos.

  1. Establece fechas de entrega

Cuando tengas una actividad a la mano, establece fechas de entrega realistas y apégate a ellas. Procura asignarlas un par de días de antes de la verdadera fecha; esto te permitirá terminar las tareas y tener un tiempo de respaldo para lidiar con los imprevistos.

  1. Evita el multitasking

La mayoría de nosotros pensamos que hacer muchas tareas al mismo tiempo, es la manera más eficiente de trabajar. Sin embargo, la verdad es que logramos hacer más si nos enfocamos y concentramos en una actividad a la vez. Hacer multitasking obstaculiza tu productividad y debe ser evitada para mejorar tus habilidades de administración del tiempo.

  1. Comienza desde temprano

La mayoría de las personas exitosas tienen una cosa en común: comienzan sus días temprano, pues esto les da la oportunidad de sentarse unos minutos para planear sus días y revisar sus pendientes.

Cuando te despiertas temprano, comienzas tus jornadas más calmado, con más inspiración creativa y con la mente clara. Mientras el día avanza, tus niveles de energía comenzarán a disminuir, afectando tu productividad y tu rendimiento.

  1. Toma descansos

Cada cierto tiempo, toma de 10 a 15 minutos para descansar. Demasiado estrés puede pasar factura en tu cuerpo y afectar tu productividad. Realiza una caminata, escucha un poco de música o realiza algunos bocetos. La idea es que realices una actividad que te ayude a despejar la mente. Cuando salgas de tu oficina, procura pasar tiempo con tu familia y amigos, olvidándote por completo del estrés.

  1. Aprende a decir “no”

Así como mencionamos anteriormente, es importante que no aceptes todo el trabajo y aprendas a conocer los límites de tus capacidades. Debes aprender a decir “no” de una forma amable, educada y profesional. Cuando te pidan realizar una tarea, primero revisa si tu carga de trabajo aún no está al límite, antes de aceptar cualquier otra actividad.




¡Solicita tu préstamo ahora!

Obtén tu préstamo con Autoaliviana En menos de 24 horas sin investigación de buró de crédito y sin aval